viernes, 8 de diciembre de 2017

ARGEL-BARCELONA




ARGEL-BARCELONA

(Josep Sebastián)






Esta es la primera entrada en este blog que hace referencia a mi primera novela, Argel-Barcelona, que acabé de escribir en la brasserie Wepler de la place de Clichy (París) el 23 de abril pasado. A partir de entonces, y despúes de múltiples correcciones de estilo y tiportográficas, la dí por finalizada en lo que se refiere a la obra en sí a mediados de octubre de este mismo año.
Mi amiga y tutora en este proyecto, Antonia Cortijos, me ofreció su sello editorial y la colaboración de Daniel Sierra para la maquetación del interior y Xavier Bartumeus para la cubierta, tanto encaminada hacia la comercialización por Amazon como para la edición tradicional impresa. El resultado fue el que sigue. Cubierta y contra con solapas.



En estos momentos ya está en la imprenta. Espero que en no más de diez días ya la pueda tener en mis manos, y os avisaré de las presentaciones que se harán para hablar de su proceso creativo y otros aspectos literarios e históricos sobre la misma, así como las dificultades que comporta la edición a nivel general.
Una ya es segura, el 27 de enero en la llibrería Barrallibre de la plaça Osca en Sants, a las 13 horas y en pequeño formato de vermut intimista. Antes espero hacer la principal en la Fundació Jorsi Sierra i Fabra, cuya sala y equipo la hará más concurrida y dónde podremos brindar con champán y degustar un  exquisito tapeo. Tengo también pensado hacer presentaciones en Valencia, Castellón y Zaragoza. Ya os iré informando para que los amigos que tengo por ahí puedan acudir.
Por supuesto que en todas podréis comprar el ejemplar a la vez que os lo dedique de manera personal y exclusiva.

Hasta pronto, amigos. Os dejo con una canción que de alguna manera inspiró tanto el nombre del protagonista como algún pasaje de su historia...



miércoles, 11 de octubre de 2017

La lechera del cuento





LA LECHERA DEL CUENTO

(Josep Sebastián)




 Resultado de imagen de la lechera de burdeos

Llevaba en la cabeza, una lechera su cántaro al mercado…

Al cruzar aquella calle pedregosa tropezó con un adoquín que sobresalía más de lo normal y el resultado fue evidente. Se dio de bruces en el suelo,  la leche se desparramó  y bajó calle abajo como una riera láctea ante la mirada de los transeúntes que acudían a sus compras.

Adiós leche, adiós huevos, adiós dinero. Adiós lechón, adiós vaca y ternero…

Daba la casualidad que allí se encontraba un picapleitos que la socorrió y la llevó al centro de salud más cercano. Resultado, fractura de fémur y ligamentos cruzados en la rodilla. La posterior demanda contra el ayuntamiento le permitió embolsarse una nada despreciable cantidad de dinero como para montar una pequeña granja de pollos, a la que siguieron dos de cerdos, y el negocio se convirtió en un holding al incorporar otras subcontratadas de vacas que lo convirtieron en la central láctea más importante del país.

Modera tu alegría, no sea que saltando de contento…

A los sesenta años, la lechera y el picapleitos que se había convertido en su marido meses después del incidente en el mercado, decidieron vender su negocio a una multinacional y hoy gozan de un retiro dorado entre Burdeos y una pequeña aldea de Galicia. Él se ha aficionado a leer a La Fontaine y Samaniego y ella a memorizar refranes españoles.

“No hay mal que por bien no venga” es su favorito.




martes, 3 de octubre de 2017

Muere Tom Petty



Muere Tom Petty, uno de los grandes del rock norteamericano

El intérprete fallece a los 66 años por un ataque al corazón en Santa Mónica, California

 

  Tom Petty, durante la Super Bowl de 2008.

Si el rock and roll, a través de melodías arrasadoras y guitarras imparables, siempre ha sido una magnífica ilusión de presente infinito, Tom Petty, muerto a los 66 años por un ataque al corazón en Santa Mónica, California, fue el dueño de una pócima indescifrable. Sus canciones contenían esa promesa eterna de vida instantánea y llegaron a ilustrar como pocas en la música popular el sueño perfecto del aquí y ahora, ese momento imbatible donde todo lo importante sucede bajo el embrujo de unos acordes.



El artista murió a las 20.40 de este lunes, hora local (5.40 del martes en España), en el hospital UCLA, donde se encontraba ingresado tras ser hallado horas antes inconsciente en su casa. "Estamos desolados de anunciar la muerte prematura de nuestro padre, esposo, hermano, líder y amigo Tom Petty", anunció su representante, Tony Dimitriades, en un comunicado publicado en la cuenta de Twitter del artista. "Murió en paz rodeado de su familia, sus compañeros de banda y amigos". Petty estaba en la recta final de una gran gira para celebrar los 40 años de su carrera junto a la banda de acompañamiento de toda su vida, The Heartbreakers. Tras actuar hace tan solo una semana en el legendario Hollywood Bowl de Los Ángeles, le quedaban pendientes dos citas, en Nueva York el 8 y el 9 de noviembre.Hay cosas que nunca trascendieron mucho en la vida de este icono de la música estadounidense del último medio siglo que tal vez ayudan a explicar por qué Petty, que se ha ido demasiado pronto y por sorpresa, es el magnífico músico que fue. Una especie de mago que estiraba el presente hasta límites imposibles gracias a un don melódico irrepetible. Una de ellas ha sido que vivió una infancia bajo el yugo asfixiante de su padre. Nacido en Gainsneville, Florida, Petty creció bajo los maltratos de un padre severo y mediocre que pagó con su hijo todas sus frustraciones. Nunca entendió que aquel chico tímido hallase refugio en las canciones de Bob Dylan o Elvis Presley, que dijese que escucharlos era como sentir que los marcianos hubiesen llegado a la tierra con un mensaje nuevo. El trauma lo suplió con canciones. Encerrado en su habitación, el joven Petty decidió encontrar la salvación en la música. Y algo más importante, como más de una vez dijo: devolverle a la música todo lo que le dio.
Amparado por su madre, un pilar fundamental en la existencia dolorosa del chaval, Petty pronto formó parte de bandas de instituto hasta que consiguió profesionalizarse más o menos con Mudcrutch. El grupo lo formó con Bruce Felder, hermano del profesor de guitarra de Petty, Don Felder, quien más tarde ingresaría en los Eagles, la banda de country más grande del planeta. Con Bruce y dos amigos más, Mike Campbell y Benmont Tench, Mudcrutch se convirtió rápidamente en una sensación en el Estado de Florida. Con ese rock de toque sureño, impulsado por la voz de soul blanca de Petty, el grupo se hizo muy popular en varias ciudades, pero fue un fracaso a nivel discográfico. No llegaron a registrar más que una serie de canciones y nunca pudieron publicar un disco.

 











domingo, 17 de septiembre de 2017

Quizás, quizás, quizás...






QUIZÁS, QUIZÁS, QUIZÁS…


     Antes de pedirme el divorcio y dejarme sin blanca, aún me recordó los tres minutos largos que empleé antes de decir “Sí, quiero”. Y de no decidirme en comprar aquellas acciones de bolsa que nos hubieran hecho más millonarios de lo que éramos.
     Me llamó inmaduro y pusilánime. Y se largó con un tipo que decía tener las cosas claras.
     De eso hace tres años y todavía no he decidido si utilizar arsénico o matarratas.

sábado, 16 de septiembre de 2017

Los buenos amigos, de Use Lahoz

El realismo no está muerto

Use Lahoz vuelve con Los buenos amigos. Una historia al estilo de Balzac a la que no le sobra ni le falta nada.

El realismo no está muerto
En 2009 Use Lahoz publicó una novela que dejaba traslucir un futuro de novelista de fuste: Los Baldrich, una historia familiar en la estela de las novelas familiares conocidas como sagas. La obra funcionaba en líneas generales, pero adolecía de algunos errores que solo el afán de no repetirlos podría prometer otra novela, esta más redonda. Ahora retorna con Los buenos amigos.
Los buenos amigos tiene más de 600 páginas. A esta historia no le sobra ni le falta nada. Ello quiere decir que todo lo que se narra, lo que se explica y se describe es necesario a los efectos de la eficacia y el placer de su lectura. Use Lahoz ha escrito una novela redonda. Todo está pensado y puesto para que el relato consiga nuestro interés. Se trata de seguir su trama y sus avatares con ese encendido interés que nos procura una novela muy bien urdida y mejor acabada. En primer término, debo destacar la precisión narrativa de su voz omnisciente.
Todo lo que le faltó a Los Baldrich, esta lo tiene en la mejor tradición de la narrativa decimonónica. Una voz que nos guía, que nos expone la dimensión humana, psicológica y moral de sus personajes sin que tengamos que tomar partido por ninguno. Diría que Los buenos amigos es una novela de destinos desencontrados, a merced del azar o de decisiones equivocadas, víctimas de la codicia, la frustración o de los sentimientos más gestionados.
Los buenos amigos son varias novelas. Una novela de formación (o deformación), una novela sobre el paso del medio rural al urbano, una novela sobre la emigración del sur de España a Cataluña, sobre la ascensión social y sus costes humanos. Lahoz enfrenta dos modos de mirar el mundo, el de dos adultos que fueron niños en un orfelinato en la posguerra.
Su escritura es una voz. Omnisciente que deja que seamos nosotros quienes tengamos la última palabra.
Por momentos tuve la impresión de estar leyendo una novela de Balzac. Ese aire entre trágico y triste de los personajes balzacianos, tan llenos de ilusiones perdidas.
Lahoz demuestra que el realismo no está muerto. Que puede vivir con otras tendencias. Siempre que sea para contarnos lo que nos cuenta y como nos lo cuenta Lahoz.

viernes, 21 de julio de 2017

M I A






M I A 


Mientras la vida pasa, y el día
Invisible se detiene,
Apareciste tú, como si nada, Mia.




Mia Lynch Sebastián   

Barcelona 19-7-2017

sábado, 12 de noviembre de 2016

LEONARD COHEN , IN MEMORIAM

Muere Leonard Cohen a los 82 años

El poeta y cantautor canadiense acababa de publicar un disco en el que se declaraba preparado para el final de su vida